Lo que siempre quise.

Tenía gran pasión por la música. Ahora, con el pasar de los tiempos y las responsabilidades auto-impuestas, con la falta de tiempo individual que eso implica, esa pasión se convirtió en un amor latente y constante pero sín el desenfreno y la locura del flechazo quinceañero. No obstante las piezas, grupos, músicos, canciones que en su momento me apasionaron, dejaron una cicatriz, que como tal, perdura, y transformó el paisaje de mi alma.
Algunas nuevas obras vendrán y moraran en mi blog y algunas antiguas convivirán con ellas. Los más grandes, para mi, artistas estarán, y por supuesto espero que se me recuerde algún olvido.
Aunque diré sobre esto último, que mis gustos son mios y del que quiera compartirlos y yo soy un tanto especial.
Estais todos invitados a este, de momento, proyecto.

Un saludo.

Astor piazzola

Loading...

martes, 15 de julio de 2008

La mala reputación.

Esta es la primera entrada y se me han planteado muchas dudas de a quien colocar aquí. Después de un rato de pensar no demasiado intenso he llegado a la conclusión de poner una maravillosa canción de uno de los más grandes. En esto de la música se demuestra, como en cualquier arte, que lo bueno no tiene necesariamente porque ser sofisticado. En el siguiente ejemplo se cumple a la perfección: "La belleza de lo simple".

Pues bien, este gran artista es George Brassens y su "La mauvaise reputation", es decir, "La mala reputación". ¿Y por qué he cogido a este cantautor y esta canción? Porque tanto el cantante como la canción definen bastante bien mi forma acrata y contracorriente de ver el mundo.



También quiero poner la buena versión de Paco Ibañez que hizo que muchos españolitos ansiosos de "libertad" conocieran al gran francés.




No hay comentarios: